SALUD RESCINDIÓ CONVENIO CON INSTITUTO DEL RIÑÓN DE SANTA CRUZ PORQUE DETECTÓ GRAVES IRREGULARIDADES QUE ATENTAN CONTRA LA VIDA DE LOS PACIENTES

La Paz, 19 octubre (UC/MSyD).- El Ministerio de Salud y Deportes informó este martes que rescindió el convenio interinstitucional que tenía desde 2019 con la privada, Instituto del Riñón de la ciudad de Santa Cruz al evidenciar en una inspección sorpresa a denuncia de los propios funcionarios de ese centro, serías irregularidades que van desde la existencia de medicamentos sin registro sanitario ni control de calidad, hasta la falta de profesionales calificados, lo que representa un atentado contra la salud y la vida de los pacientes, además rompe toda norma internacional de protección de enfermos renales.

“El informe del Programa Nacional de Salud Renal establece que los fármacos no cumplen con normas de buenas prácticas de almacenamiento, por tanto, no existe garantía de calidad de medicamentos, la entrega de los mismos es irregular, no cuenta con profesionales multidisciplinarios como nutricionista, psicólogo, trabajador social, bioquímico/farmacéutico, entre otros elementos, que nos muestran la precariedad de la atención a pacientes que requieren de un delicado tratamiento y que deben estar en observación constante”, afirmó el viceministro de Gestión del Sistema Sanitario, Álvaro Terrazas.

El Gobierno boliviano garantiza sesiones de hemodiálisis y atención gratuita a pacientes con enfermedades renales en todo el territorio nacional mediante el Sistema Único de Salud (SUS).

Según información oficial y certificada mediante firmas de los funcionarios de dicho Instituto, en la inspección realizada por el Programa Nacional de Salud Renal, se identificó medicamentos vencidos, sin registro sanitario o inexistentes, este último demuestra la no dotación completa de medicamentos y que por tanto los pacientes que acuden a ese centro a realizarse la hemodiálisis, reciben esos fármacos sin percatarse que fueron engañados.

El viceministro de Salud rechazó las acusaciones del director médico del Instituto del Riñón de Santa Cruz, Herland Vaca Diez, quien trata de justificar las falencias en la atención a pacientes renales con acusaciones de falta de pagos de esa cartera de Estado y remarcó que el Ministerio de Salud en todo momento cumplió fielmente el convenio.

Terrazas informó que para evitar cualquier sobresalto y precautelando la salud de los enfermos renales que eran atendidos en ese centro, se dispuso por instrucción del ministro de Salud y Deportes, Jeyson Auza, su traslado inmediato a diferentes unidades de hemodiálisis privadas para continuar su tratamiento pese a que el mencionado Instituto se niega a entregar el historial clínico de los pacientes para ser transferidos.

“Lo grave del problema es que con todas esas falencias el Instituto desde agosto se niega a entregar el registro médico de los pacientes, sin embargo, nosotros como Ministerio de Salud, por sobre todo tomamos previsiones para que las sesiones de hemodiálisis prosigan para cada uno de los pacientes”, complementó.

Los informes oficiales del Ministerio de Salud y Deportes revelan que desde agosto se solicitó la documentación de los pacientes para trasladar a otros centros de hemodialisis pero no ha recibido respuesta hasta la fecha.

Sin embargo esta cartera de estado ya ha identificado nuevos centros entre ellos también privados para atender a los pacientes y con el pago del SUS.
////////

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *